sábado, 25 de abril de 2009

...Mérida

Entre unas cosas y otras me fui de viaje a Mérida sin despedirme, y es que hace días que no tenía ni un ratito libre, pero hoy, aparcando la historia y su período de entreguerras vengo a contaros la estancia tan maravillosa que hemos vivido :)

El hostal no era...lo dejaremos en un no era, pero al fin y al cabo eso fue lo de menos, lo mejor de todo fue pisar el suelo de un teatro que hace 2000 años pisaron los miembros de una gran civilización, lo mejor de todo fue sentarse en las gradas del circo e imaginar una carrera de cuadrigas...hubieron tantas cosas para el recuerdo que son las fotos las únicas que pueden hablar de verdad, ya que yo solamente os puedo decir que fue un viaje y una experiencia maravillosa...

Algo,algo,algo :),muchísimas algo.

P.D: Mañana la Lune cumple otro año más y lo celebraremos por aquí, si la historia lo permite. Por cierto dejo pendiente subir las fotos...

3 comentarios:

Rosita Fraguel dijo...

¡Qué alegría verte por aquí!

Sí que es Mérida bonita, sí. Recuerdo esa vibración que me transmitían las piedras, la reverberación de la historia.

Un beso preciosa

Miguel dijo...

Estaba esperando las fotos y la crónica de este viaje. Yo estuve en Mérida hace unos años con mi familia y la verdad es que la historia se nos echa encima, el anfiteatro, el teatro, el circo, el museo... Roma se hace real en Mérida.
Me alegro de que lo pasarais bien y de que aprendierais (seguro) muchas cosas.

Un abrazo

Ana dijo...

Como dices, hubo muchos algo, muchísimos ratitos y algo mitológico :-D pero lo disfrutamos. Gracias por alegrarnos el viaje, ¿para cuándo la próxima salida?

 
Blogger design by suckmylolly.com