martes, 20 de octubre de 2009

¡Oh!


Un día dije que temía a la nada, que no me invadiría jamás pero esta noche me caló hondo, muy hondo. Empapó cada rincón de mi almohada y soñé con el vacío. Por ello me desperté atormentada, me senté en la cama y sentí de nuevo esa profunda nada, aunque solamente fue por unos instantes …, aquello no era nada señores, era soledad fría y metálica.


Hay que ir desvistiéndose de ciertos sentimientos.

6 comentarios:

Apple dijo...

vacio existencial??? ... Solo miralo y dejalo pasar!!


saludos! (:

Miguel dijo...

A todos nos visita de vez en cuando esta aborrecible compañera del ser humano que es la soledad y la nada. No hay más que mirar tu mirada y ver que tus ganas de mirar la vida son muy superiores a los torpes ataques de la nada. Me gustan tus posts porque son muy profundos y acertados.

Un abrazo

Aura dijo...

Una de las peores "nadas".. ?


=)

Andu dijo...

Piensa que la NADA no te puede hacer NADA ;) lo sé, consuelo de tontos, pero ayuda...

Daenyel dijo...

Lucha contra la nada y llénala Esther.

Viendo tus ojos creo que tendrás fuerza de sobra para hacerlo.

Aura dijo...

Si, el amor y sus extrañas consecuencias. Es algo , por suerte o desgracia, demasiado caótico =)

 
Blogger design by suckmylolly.com