sábado, 15 de enero de 2011

La escalera de caracol.


El cortante anestésico de la cometa,
justo y exacto,brebaje mágico.
Libro de instrucciones en suomi,
instruidos con principio y final de enfermedad.

Perder todos y uno de tantos, 
aviones, barcos, trenes...
y aquello del destino del riachuelo,
siempre tópicamente insano,
estúpidamente hipócrita.

A la vuelta completa del reloj
únase la del calidoscopio,
sin vidrios, exento de reflejos,
repleto de hiperrealismo.
Tijeretazos contra la línea,
¡sorpresa!
Se forja en puntos espaciados,
un tanto espaciales.

Paso más paso y precipicio,
nunca se dibujó desdibujándose,
el infinito concepto de línea,
no se entiende sin los cuerpos.


De las venas al latido,
pronto será declarado ritmo sensorial,
como un cementerio emocional,
lleno de muerte vital,
vivo por el vital subrrealismo.

La imagen pertenece a Carlossadness(Shinoflow)

4 comentarios:

Lucía dijo...

Gran dibujante Shinoflow y sus letras son inigualables. Este texto me ha recordado a ciertas conversaciones en clase de dibujo artístico, cuando los dibujantes empezamos a delirar. Un abrazo!

Daniel Marcos dijo...

Una preciosidad; como ya te han dicho, suena a delirios artísticos en un momento de creación absoluta.

Miguel dijo...

Parece un fluir sinuoso y lento, y atornillante sobre un sueño no pensado...

Besos.

Raúl dijo...

Entrenidísima ascensión, la que propones.
Besos.

 
Blogger design by suckmylolly.com