martes, 13 de mayo de 2008

Amanecer + caperucita

El suelo estaba frío, muy frío, congelaba cada recoveco de mi alma, era el final, el final de todo. Me toqué los ojos, no estaba llorando, todo se acaba de derrumbar, estaba sola, mi único familiar acababa de morir, y estaba sola, muy sola en el mundo, y no lloraba.

No dormí en toda la noche, estuve sentada frente a un folio intentando relatar mi angustia, pero no podía, por eso cogí mis viejas acuarelas, y convertí enseguida el folio en una mezcla de colores diluidos. Algo de música con acento poético me acompañaba, cuando vi “mi obra” terminada, me eché a llorar, y luego a reír, y, deje abandonada la cordura, deje de salir de casa, de cuidar mi salud, mi interior, mi exterior, me pasaba el día bañando papeles en colores acuosos, riendo, llorando, gritando, la gente se paraba debajo de mi ventana y señalaba hacia mí, “era la loca”, la loca del segundo.

Los meses seguían pasando, mi aspecto dejaba de reflejarse en los espejos bañados en polvo, la luz del sol, pasaba a través de la cortina…pero un buen día, cuando estaba comenzando a amanecer, corrí las cortinas, abrí ventanas, y dejé que las acuarelas del amanecer me inundasen, y vi en el cielo, mis papeles llenos de color, los vi escaparse por la ventana, y no me importo. El aire de la mañana, peinó mi pelo, las lágrimas, quedaron en el “acua” de la “relas”, y yo…, en fin, yo me fui a redescubrir el mundo, porque alguien me dijo que nunca es tarde para hacerlo…

-Buenos días

-Oiga, le importa si la invitó a un café.


TODO FORMA PARTE DE LA VIDA

“Estas memorias o recuerdos son intermitentes y a ratos olvidadizos porque así precisamente es la vida. La intermitencia del sueño nos permite sostener los días de trabajo. Muchos de mis recuerdos se han desdibujado al evocarlos, han devenido en polvo como un cristal irremediablemente herido” Confieso que he vivido, Pablo Neruda.


…¿Novedades?, exacto, tengo un nuevo fichaje, la encontré en una estantería del toy`s´rus, allí abandonada, y decidí llevármela, hizo buenas migas con todos, me caía fenomenal, aunque al llegar a casa, ya muy tarde, hacía frío y el sueño no venía a buscarme comencé a hablar con ella me dijo que era familia de una tal caperucita, pero que se llamaba Lune. Me gusto tanto conversar con ella, que decidí tenerla a mi lado , en mis andanzas de Bohème dans la Lune

, mi lugar, a ella le encantó la idea, y aquí estamos las dos, frente a la pantalla.

Deciros que estado a punto de cambiar la plantilla, pero no he sido capaz, me gusta y me costó tanto conseguirla, me quedo con esta.

En fin, ya iréis conociéndola, próximamente, una gran sorpresa, para vosotros…=D

6 comentarios:

Daenyel dijo...

Qué linda muñequita, Esther.
Me encanta.

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

que mona!! me acabo de enamorar de caperucita!

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Que hermosa imágen!!!
dos muñequitas!!!!
Ojalá que el hijo que espero....
tenga tu alegría!!!!
y mire cómo tú su vida...

muak

paty.difusa

Rosita Fraguel dijo...

¡Qué monada!

ßelén dijo...

ohhh!!! la muñeca está encantadooora!!!! por este lado del mundo, a mí en lo personal, me gustan más los animalitos que las muñecas...
Muy buenas las últimas entradas... disculpa no he tenido oportunidad de escribirte, pero esta vida sigue repleta de horarios y yo, tengo que jugar a ser "adulta" para muchas de las cosas que "exige" la universidad y desde luego, la carrera...
Un abrazo desde mi capital de lluvias y maíz...

Daenyel dijo...

Esther, vuelve por aquí que te echamos de menos.

 
Blogger design by suckmylolly.com