jueves, 26 de marzo de 2009

...

Soy muy muy ...demasiado pequeña, para caminar...

5 comentarios:

Rosita Fraguel dijo...

Pues yo creo que eres grande, grande, grande... pero que tus pasos parecen pequeños porque son como los mordisquitos que se da a una galleta deliciosa que no se quiere que acabe nunca. Disfruta del camino, de cada paso, de cada mordisco que le das a la vida.

¡Guapa! ¡Grande! :)

Daenyel dijo...

No creo que sepas pequeña, Eshter; al contrario, creo que eres mucho más grande que muchos de los que nos paseamos cada día por la blogosfera.

Miguel dijo...

¡Eres grande Esther...! que tus pasos son pequeños...pues claro, y los míos y los de éste y los de aquél. Poquito a poco, a paso de hormiga, vamos llenando tacitas. ¿Cuántas has llenado tú? Muchas. ¿Cuántas te quedan por llenar? ni se sabe...

Un abrazo muy fuerte Esther.

Anónimo dijo...

Claro que se puede caminar, es más debemos caminar.La vida es un trayecto, un camino que se hace, no un fin ni un destino. Un camino que no está marcado, una senda que has de fabricar. Lee el precioso poema de Antonio Machado y recuerda: Caminante no hay camino, se hace camino al andar...

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.

P.D. Me gustaría que escucharas este poema cantado por Joan Manuel Serrat. Besitos. Skaly.

Иú®iĂ dijo...

hay días en que todos somos tan y tan pequeños..lo importante es que aun siendo pequeños podemos ser muy muy fuertes!

 
Blogger design by suckmylolly.com