viernes, 19 de noviembre de 2010

Tocado, hundido, agua.



Jugaremos a los barquitos, te enseñaré las casillas donde armé mi flota de perdedores y fracasados marineros llenos de mar y cielo. Tramposa miraré las posiciones donde esconderás a tus barcos y tras esto la naumaquia estallará entre fuegos artificiales y una extrema nocturnidad.

Cabeza fría al horno, comienza la partida, frente a frente -cegados por el vapor de los barcos-, un a siete resuena en el alma que se confiesa con un tocado. Se estremece, la partida mantiene expectante a una bandada de animales pintados con una gran precisión, entre la confusión un be tres se le escapa por los labios,  hundido. El agua enfría los pies.

Distancia premeditada, sentados de cara a la pared, pared con pared, calzados de cemento continúan la partida. seis, ce ocho, de cinco..., una larga combinación de letras y números, un largo silencio mientras la flota espera órdenes. No hay respuesta. 

Fuerza ebria, no hay juicios, hay plumaje de alas que no caben bien por los marcos de las puertas. Un desordenado discurso de ideas concluye con una derrota común, los marineros se dan las manos y ordenadamente se tiran por la borda. Finalmente un efe cinco se dibuja en las comisuras,dan con el agua, por fin con el agua.

Tocados, hundidos y el agua, escalofríos, vértigo para enfermos de acrofobia. Y ahora, que me diculpen los moralistas que se quitan a conciencia cada motita de arena que se acomoda en sus brillantes zapatos. Pero frente a un acantilado gélidamente pasional ,lo único celestial es el pedazo suspendido entre el suelo más amable y el mar más profundo, todo aquello que se mencione más, no será más que un dogma disfrazado.

Juguemos a los barquitos, hundamos la flota.

5 comentarios:

Andu dijo...

Muy bueno Esther ;) Marineros que se tiran por la borda, espero que lo hagan con salvavidas.

Apple dijo...

y asi es la vida... llena de amenazas en la flota... aveces nos salvamos de hundirnos, y otras veces hunden nuestras satisfacciones...

me encantó! eh mujer!...

hace un rato estaba jugando batalla naval, es uno de mis juegos favoritos...

me gusto la imagen (:

un beso!

Miguel dijo...

La lucha por la vida es tan atroz... Tal vez una nueva salva alcance a los marineros y les mate de verdad. Así es la vida.

Besos.

Daniel Marcos dijo...

Esther... ahora que el presidente del gobierno ha dicho que podemos cambiar los apellidos... Ve al registro civil... ponte de primer apellido "Metáfora" y de segundo "Fantástica"...

Eres genial.

Daniel Marcos dijo...

Señorita Esther, he de informarle de que hay una pequeña sorpresita esperándola en mi blog.

 
Blogger design by suckmylolly.com